El restaurante soñado

El proyecto se comporta como un organismo vivo en continuo diálogo entre el monte, el paseo y el mar. Para ello se extiende perimetralmente sobre la zona norte del Monte Urgull extendiendo sus brazos en las zonas llanas y saliendo en voladizo en las pendientes pronunciadas. Los espacios se abren para buscar panorámicas interesantes en relación con la bahía y el mar abierto al mismo tiempo que aprovechan los espacios naturales del monte para crear huertas, terrazas, miradores y lugares de paso.

El complejo crece desde un edificio preexistente situado en la parte más alta y que se procede a rehabilitar como despensa, de manera que se convierte en el primer espacio del proceso de cocina: descarga, despensa, cocina de investigación y restaurante. Estas zonas van “cayendo” desde el edificio citado y convirtiéndose en un recorrido continuo formado por el bar, la cocina, el restaurante y el área de postres. Esta última “cadena de espacios” mantiene las premisas y condiciones que exige el cliente: “cocinar mirando al mar”, “ver y que te vean”, “vistas a un jardín”.

Las bodegas funcionan como articulación principal del proyecto, tanto estructural (único núcleo vertical del proyecto) como funcional (sirve a todos los espacios) y la cocina se manifiesta como corazón principal del proyecto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s